Recomendaciones para tener un perro sano y feliz

La buena salud de tu mascota es de vital importancia y esto se logra siguiendo algunos hábitos que no sólo contribuirán a la relación con nuestro perro, sino que a su calidad de vida y a la de toda la familia.


  • La correcta alimentación:

Evita darle las sobras y opta mejor por un alimento completo, equilibrado, formulado por especialistas, que determinan las necesidades de cada perro según su raza, edad y actividad física y desarrollan la dieta más equilibrada y completa. Es importante también respetar las medidas recomendadas.


  • Visitas de rutina y vacunas:

No sólo por nuestra mascota sino también por todas las demás del vecindario, incluso por nuestra propia seguridad y las de las personas que viven con nosotros o nuestros vecinos es extremadamente importante que llevemos al día la cartilla de vacunas del perro, que contribuyan a prevenir enfermedades que pueden llegar a ser muy graves para nuestras mascotas.


  • La higiene:

Higiene no sólo significa llevar al perro limpio, sino cuidar su piel, sus pezuñas, su boca y por lo tanto su aliento, y que tenga el sitio apropiado para hacer sus necesidades sin mancharse y donde nosotros las podamos recoger y depositar en el lugar apropiado.  Dependiendo del tipo de perro, de la raza, de su actividad física deberemos lavarlo más o menos, y en determinadas razas deberemos tener especial atención a puntos concretos. Por ejemplo los Cocker tienen especial tendencia a padecer de otitis recurrentes, incluso crónicas, esto se debe a que debido a la posición de sus orejas y su tamaño, los oídos respiran muy poco y son propensos a las bacterias, se evita con un lavado de oídos mucho más habitual que en otras razas.

  • La actividad física:

Un aspecto muchas veces olvidado por las tareas y obligaciones que tenemos día a día. Sin embargo, es importante destinar un tiempo para que nuestro perro salgan a dar un paseo frecuentemente.  El perro debe sentirse libre, satisfecho, contento con el paseo y debe servir para que éste haga actividad física, sobretodo si es jóven, que pueda correr libremente, saltar, jugar con otros perros.