Cuidados para el pelo de tu perro

Para cuidar el pelo del perro en casa, toma en cuenta que debes tener un cepillo o peine adecuada para su tipo de pelo, que además no promueva su caída. A la hora del baño, elige un shampoo o jabón adecuado, llévalo a cortes frecuentes y no pierdas de vista ofrecerle una alimentación rica en grasas saudables, proteínas y nutrientes que lo mantengan saludable.  


El Cepillado:

Cepillar el pelo de tu perro es muy importante, no sólo mantiene su pelo limpio y cuida su piel, sino que además favorece su circulación, pues las púas del cepillo ejercen sobre ella un masaje muy beneficioso. Se recomienda cepillar el pelo antes del baño, para poder desenredarlo con mayor facilidad. Procura realizar esta actividad cubriendo con una toalla el suelo donde lo cepillarás, de esta manera los pelos muertos acabarán en la toalla y será más fácil e higiénico limpiar después. 

La frecuencia para realizar el cepillado varía con la longitud y el tipo de pelaje del perro: rizado, liso, largo, corto. Lo ideal es cepillarlo todos los días o por lo menos dos veces por semana. Algunas razas con pelo que tienda a enredarse mucho, tal vez requieran más de un cepillado al día. 

El baño:

A la hora del baño, el shampoo también juega un papel importante para el cuidado del pelo de tu perro. Si el perro tiene el pelo rizado o lacio, corto y duro o largo con tendencia a crear nudos, lo recomendable es asesorarse por el profesional canino para realizar la elección correcta. 

Un aspecto muy importante es nunca usar un shampoo para adultos o para niños, ya que su piel puede irritarse y  puede causarle heridas. Canes y humanos somos distintos, y estas diferencias incluyen piel y pelo. El perro necesita un shampoo específico. Mientras que su piel tiene un pH cercano a 7.5 (básico), la humana apenas llega a 5.5 (ácido). Esta diferencia es demasiado grande para poder utilizar los mismos productos durante el baño. "Los champús actúan sobre el pH de la piel, por lo que si utilizamos un producto humano causaremos irritación e incluso heridas en el perro.

Los cortes de pelo:

Los cortes de pelo frecuentes son indispensables, si se realiza en casa se recomienda hacerlo con una máquina específica para cortar pelo de perro. Recuerda tener especial cuidad en las zonas más sensibles, como el cuello, la cara, alrededor de los ojos, las orejas, axilas, el ombligo, genitales o entre los dedos. Un pequeño tirón en estas partes puede causar heridas. Lo recomendable es alternar los cortes de pelo caseros, más generales, con visitas a la peluquería canina para ocuparse de esas zonas más delicadas.

La buena alimentación:

Uno de los puntos más importantes para el cuidado del pelo de tu mejor amigo es su alimentación. Recuerda que tu mascota necesita hidratarse para tener un pelo sano y brillante. Si  notas que su pelo está apagado o tiene caspa, hay que consultar con el veterinario y elegir alimentos que puedan ayudarlo y proveerle una alimentación balanceada, rica en nutrientes que necesita, como Arecana Plus.