¿Cuánta agua debe tomar mi perro?

Un perro saludable es un perro bien alimentado, activo e hidratado. Pero, ¿Cómo saber cuánta agua debe beber el mejor amigo de la familia?  Aquí te lo compartimos.


La hidratación en los perros no solamente es importante, sino que es vital. La razón de tal importancia la encontramos en el peso corporal del can, ya que entre un 55% y un 80% del peso del animal es agua. Aunque estos porcentajes varían dependiendo de la edad y el estado de salud de nuestra mascota, en perros jóvenes son más elevados, y en adultos más bajos, pero la media se sitúa en torno al 60%, distribuida en líquidos intracelulares (40%) y extracelulares (20%).

Para hidratar al perro se requiere básicamente de agua fresca y limpia, que le ofreceremos en recipientes adecuados para nuestra mascota. La capacidad del envase variará en función del tamaño del perro, ya que a razas mayores, mayores necesidades. Se recomienda cambiar frecuentemente el agua para asegurarse de que mantiene la máxima higiene. También es importante su ubicación: la ideal será aquella que esté alejada de olores fuertes, tóxicos o desagradables, de la luz directa del sol o de alguna fuente de calor intensa, como un radiador.

Sobre la cantidad de agua que debe consumir un perro a lo largo del día, es importante controlar la ingesta diaria de agua del perro, sobre todo en épocas de temperaturas más cálidas. Esta cantidad variará dependiendo de factores como el tipo de comida (si es seca o húmeda), la actividad física, la temperatura ambiental, la edad, y el peso del perro. Sin embargo, lo más recomendable es que el perro  beba aproximadamente entre 50 y 60 mililitros de agua por kilo de peso al día. Según este dato, un perro de 10 kilos de peso, por ejemplo, debería beber alrededor de medio litro de agua al cabo del día.